Kingston, Jamaica.- Del 25 de octubre al 1 de noviembre de 2017, en la ciudad de Kingston, Jamaica, se llevará a cabo la sexta celebración anual de la Semana Mundial de la Alfabetización Mediática e Informacional. Entre algunas de las actividades destacables de la Semana MIL 2017 incluyen la Séptima Conferencia sobre Medios de Comunicación y Alfabetización de la Información y el Diálogo Intercultural (MILID).

La anual Semana Mundial MIL (por sus siglas en inglés: Global Media and Information Literacy Week), iniciada en 2012, está dirigida por la UNESCO en cooperación con GAPMIL, UNAOC y la Red Universitaria de Medios de Comunicación y de Interculturalidad y Diálogo Intercultural (MILID). Este encuentro reúne a diversos actores comprometidos con la promoción de la alfabetización de los medios de comunicación y la información como una forma de fomentar la inclusión social y el diálogo intercultural.

Entre las actividades programadas para la sexta celebración anual de la Semana Mundial de la Alfabetización Mediática e Informacional, se cuenta la Séptima Conferencia sobre Medios de Comunicación y Alfabetización de la Información y el Diálogo Intercultural (MILID).

Enlaces: 

o judicial evidenció la persecución del gobierno a medios comunitarios

La justicia sobreseyó a la radio comunitaria FM ocupas, que trabaja con chicos con discapacidad. La emisora afrontaba una causa penal iniciada por el ENACOM por interferencias aéreas. Casos similares se repitieron a lo largo del país con la gestión de Cambiemos.

El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nro. 1 de Morón determinó el sobreseimiento de la emisora comunitaria FM Ocupas en la causa iniciada este año por el Ente Nacional de Comunicaciones por interferencias en comunicaciones del Aérodromo de Morón.

El pasado 26 de febrero, FM Ocupas fue notificada de las interferencias en el Aeródromo de Moreno por el Enacom e inmediatamente la radio apagó las transmisiones y se dispuso a resolverlo. En tres días hábiles la emisora entregó al organismo el informe con la certificación de un profesional de que la interferencia estaba resuelta.

Sin embargo, el Ente no cumplió con su propio plazo de 6 días hábiles para volver y constatar que el problema estuviera solucionado, y que la radio pueda volver a encender los equipos.

No sólo eso, sino que además el ENACOM inició una causa penal contra Mariano Sánchez, como responsable de la emisora, 13 días después de que la radio presentó su informe acreditando que había resuelto el problema de interferencia, y cuando el que estaba en mora para constatarlo era el propio organismo.

Finalmente la justicia federal dictaminó que la radio comunitaria no tuvo “una deliberada intención de obstaculizar el tránsito aéreo” en el Aeródromo de Morón, “siendo que todo se ciñe a una descalibración de los equipos transmisores de la radio, que fueron ajustados y controlados”.

En declaraciones a FARCO, Sánchez lamentó que se lo haya puesto en el lugar de imputado en una causa penal federal: “Creemos que no es motivo para festejar porque nunca nos imaginamos que podamos enfrentar un proceso penal. Fue lo mas injusto habernos puesto en esa situación de ir a declarar dos veces al juzgado, algo que nunca hubiéramos imaginado.”

“Sin embargo -añadió- puede ser una luz de esperanza para esas radios que están sufriendo la persecución del Estado.”

Este hecho se da en un contexto de persecución, hostigamiento y atropello hacia los medios de comunicación comunitarios y populares, por parte del gobierno nacional, a través del ENACOM. Emisoras de otras provincias también afrontaron situaciones similares en la que el organismo, con la excusa de que provocaban interferencias, obligaron a dejar de transmitir y en muchos casos inició causas penales contra sus responsables.
Algunos de los casos son el de FM Milenio de Formosa, Radio M, de La Matanza y Radio Fórmula de Merlo (integrantes de la Unión de Medios Audiovisuales y Afines de La Matanza – UCAYA), FM Coiron de Comodoro Rivadavia, y el reciente caso de FM Pirca de Jujuy, entre otras. Mientras los casos se repiten, el organismo tampoco avanza en la legalización de las radios comunitarias a las que la ley les reserva el 33 por ciento de las frecuencias.

Por todo esto, Sánchez advirtió que “no es un hecho particular contra Ocupas, sino que es algo digitado y planificado para todas las radios comunitarias.” A su vez, destacó que “si no hubiese sido por el acompañamiento y asesoramiento que recibimos, seguramente la radio hubiera dejado de existir porque nos pidieron documentación muy complicadas en un plazo de tres días hábiles, que no podríamos haber cumplido solos.”