Quito, Ecuador.- Con una firme demanda para que se cumpla la ley de comunicación sobre la asignación y entrega de frecuencias para los medios comunitarios, acciones afirmativas para la sostenibilidad y el respeto a la difusión de contenidos interculturales, entre otras exigencias, concluyó el 4° Encuentro Nacional de Comunicación Comunitaria que se realizó del 26 al 28 de octubre, en Quito. En la declaración final, los comunicadores comunitarios expresaron un mensaje de solidaridad con el pueblo Mapuche, criminalizado por la protesta social, así como con los pueblos indígenas de Brasil, que demandan la demarcación de sus tierras y rechazan los procesos extractivos en sus territorios.

En el documento final, se exigió también la libertad de los líderes indígenas que fueron enjuiciados penalmente por liderar acciones de lucha en defensa de sus tierras y en rechazo a las concesiones mineras y extractivas.

Así también rechazaron las declaraciones racistas e insultantes hacia el pueblo ecuatoriano, particularmente a la población indígena, que ha expresado en días pasados el embajador de Argentina en Ecuador, y exigieron la expulsión del diplomático argentino.

Los comunicadores comunitarios demandaron también la revisión de las condiciones y requisitos que se exigen a las organizaciones comunitarias en el concurso de frecuencias, que no deben ser las mismas que se les exige a las organizaciones privadas.  Así también exigieron que el Consejo de Comunicación, CORDICOM, realice una nueva convocatoria a un concurso de frecuencias para que los pueblos y comunidades indígenas puedan postular.

La declaración final también exigió que las autoridades pertinentes, de ARCOTEL y CORDICOM realicen una revisión de las condiciones legales de las frecuencias asignadas a personas que acaparan decenas de frecuencias de radio.