Montevideo, Uruguay.- En el marco del 165° Período de Ssiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, OEA, que se cumplió en Montevideo, Uruguay, se oficializó la creación de un Mecanismo de Acciones conjuntas para contribuir a la protección de las personas Defensoras de los derechos humanos en las Américas. Como parte de ese mecanismo se elaborará un informe  especializado entre la CIDH y Naciones Unidas, sobre la situación de los defensores y defensoras de los derechos humanos.

La situación de los defensores de derechos humanos viene empeorando a nivel global. Particularmente los defensores de derechos territoriales y medio ambiente, los que representan el 40% de defensores asesinados. Estos, encuentran en Latinoamérica uno de los lugares más peligrosos para desarrollar su trabajo. Brasil, Colombia y Perú son los países en donde se registran las mayores amenazas.

El alto Comisionado para los derechos humanos de Naciones Unidas, Zeid Ra'ad Al Hussein, señaló “Las personas defensoras de los derechos humanos son esenciales para el funcionamiento saludable de las sociedades y, sin embargo, en los últimos años, en las Américas, han sido cada vez más atacados. Estas personas son víctimas de amenazas, campañas de difamación, detenciones arbitrarias, malos tratos, e incluso, tortura. Muchas de ellas corren el riesgo de ser víctimas de ataques violentos, a veces mortales", dijo el Alto Comisionado.

Este contexto está llevando tanto al Sistema Interamericano como al de Naciones Unidas a la elaboración de informes y estrategias conjuntas que enfrenten esta situación, y permitan reducir las amenazas para los defensores.

Tanto el sistema interamericano como las naciones unidas expresaron la necesidad de documentar y recoger evidencia sobre la situación de los defensores de derechos, en el propósito de buscar el fortalecimiento del sistema y acercar mayor evidencia sobre las vulneraciones a derechos como el acceso a la información pública y la participación, los que en algunos casos impactan irremediablemente en el medio ambiente y la cultura de los pueblos que habitan nuestros países.