Bonn, Alemania.- Un insistente llamado a no postergar acciones en favor del clima predominaron los principales discursos en el inicio de la 23° Conferencia del Clima de las Naciones Unidas, que arrancó el lunes 6 de noviembre en Bonn, Alemania.  Según expresó la Secretaria Ejecutiva de la Convención del Clima de las Naciones Unidas (UNFCCC), "No tenemos más el lujo del tiempo y no podemos aceptar menos que salir de aquí con un libro de reglas basado en el Acuerdo de París".

Para la representante de la UNFCCC, "Pasó la hora de cerrar las lagunas de promesas nacionales de reducción de emisiones, porque estamos ante nuestra última oportunidad de mantener el planeta en la senda de los objetivos que pretendemos".

Espinosa elogió la rápida ratificación global del Acuerdo de París de 2015 por haber establecido un camino claro para el enfrentamiento del cambio climático, pero enfatizó que hasta ahora, lo que se tiene "es una jornada incompleta", y que vamos a poner a prueba la capacidad de los 196 países miembros de la Convención del Clima para mantener viva la lógica del tratado de 2015. Espinosa recordó que este año probablemente será uno de los años más calurosos registrados en toda la historia y que el mundo ya enfrenta los impactos asociados de más altas temperaturas como el aumento del nivel del mar y las consecuencias de los acontecimientos climáticos extremos.

La mexicana repitió, más de una vez, que "ya no tenemos el lujo del tiempo" y que no acepta menos que salir de Bonn con un "libro de reglas basado en el Acuerdo de París", incluidas las contribuciones nacionales (NDC) países y el aumento de la ambición de las promesas climáticas nacionales. También ha reforzado que debemos invertir en el acceso a la financiación del clima a los países más vulnerables.

De su lado, el primer ministro de Fiji y presidente de la COP23, Frank Bainimarama, destacó también el papel fundamental de actores no estatales, como empresas, ciudades y organizaciones de la sociedad civil en la acción climática, citando la movilización de los cerca de 25 mil delegados que deben reunirse por dos semanas en busca de soluciones para el planeta. Bainimarama dijo que Fiji usaría la conferencia para intentar construir una coalición enfocada en la promoción de un objetivo de mantener temperaturas medias globales por debajo de 1,5 ° C de calentamiento. "No podemos fallar con nuestro pueblo y con la humanidad", dijo.

Fuente: Observatorio del Clima