República Dominicana.- Desde la sureña tierra de San Juan de la Maguana, en República Dominicana, un sacerdote católico desafía las limitaciones que impone la distancia para llevar su prédica del evangelio más allá del espacio que le imponen las paredes de su parroquia.

Monseñor José Dolores Grullón Estrella, sacerdote diocesano y obispo de las provincias Azua, San Juan de la Maguana y Elías Piñas, las tres en la parte sur del país que colinda con el vecino Haití, se apoya en las ventajas que trae la tecnología para compartir cada día su reflexión del evangelio a jóvenes y adultos sin distinción de clases sociales.

Sea a primera hora de la mañana o terminando la tarde, a unos 1,500 usuarios del chat de WhatsApp les llega un “voice” anunciando el “Mensaje Bíblico del Día”.

“Mis hermanos me dicen que el mejor trabajo que hago como obispo es la edición de esos mensajes, aunque yo no me lo creo”, reflexiona el obispo.

“Por los testimonios, creo que el 80% de los que lo reciben lo reenvían a otros grupos, tanto del país, como del extranjero. Por los cálculos que me hacen algunas personas creo que el mensaje está llegando a unas 50,000 personas todos los días”, comenta con optimismo.

Pero su mensaje no se queda solo en el chat, que es más bien una vía más para llegar a los feligreses. La idea del “Mensaje Bíblico del Día” viene desde la creación propia de la emisora católica Radio Corazones, que fundó en 1997, en San Juan de la Maguana, y que se escucha a través de la frecuencia modulada (AM) 91.5 en toda la región Suroeste del país y la zona que hace frontera con Haití. La emisora tiene como slogan “La señal de Jesucristo”.

La emisora es una de las muchas realizaciones de Grullón en San Juan de la Maguana, en donde fue designado obispo en 1991 y en donde se le reconoce por su labor en favor de la educación, la salud y el desarrollo comunitario.

Monseñor, de 75 años de edad, funge como vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

“Como la función principal del obispo es la formación, venía muy bien conmigo, pues desciendo de una familia de educadores. Mi padre duró en el magisterio unos 51 años. Asumí la misión de convocar para la misión y formar a este pueblo al que fui llamado a servirle”, comenta.

“Para formar tenía la visita pastoral, la que realizo cada año a todas las comunidades. En ella explicó sistemáticamente los lemas de evangelización de cada año propuesto en el Plan de Pastoral y mensualmente las comunidades desarrollan los valores y los lemas de cada mes, los cuales refuerzan el lema del año. Pero eso me parecía insuficiente”, expresa.

Cuenta que su iglesia fundó la emisora Radio Corazones para promover las “Escuelas Radiofónicas Santa María”, que se apoya en una red de emisoras católicas que desde el 1956 realiza una labor de  alfabetización en la región norcentral del país.

Con la emisora diocesana, que se escucha aún en las diócesis vecinas, Barahona, Mao Montecristi, Constanza y algunos pueblos de Baní, también al Sur el país, nació el “Mensaje Bíblico del Día”.

“Eso me dio un gran acercamiento, pues la gente sabía dónde está su obispo cada día. Estaba en sus manos. El 70% de la población tiene radio, que es un vehículo de comunicación muy popular y asequible a la mayoría. El 54% de toda la población (de la región Sur) escucha Radio Corazones. El programa se transmite cuatro veces al día, las personas tienen su hora fija para escuchar ese mensaje”, dice.

En el voice, que originalmente se llamaba “La frase bíblica del día”, el obispo toma una frase del Evangelio para hacer una reflexión de corte social de unos cinco minutos.

Antes  lo grababa diariamente en un cuartito habilitado para esos fines, aunque en ocasiones también lo ha grabado en la calle, de camino a alguna comunidad y desde el vehículo. Para ambientar y eliminar los ruidos, se le coloca de fondo el sonido de un trinar de pajaritos. A la fecha el obispo han grabado al menos 900 mensajes.

“Trato de meditar en qué ese evangelio ilumina mi vida, qué tengo yo que cambiar; me coloco en las situaciones del ser humano, de la sociedad, la problemática de la gente, sobre todo de su vida interior”, plantea.

“Para esto me ayuda el contacto en la visita pastoral con la vida de las personas y la problemática de sus comunidades, el deseo de cambiar su situación y mis ansias de poner en práctica el Plan Diocesano de Evangelización y de organizar a mi pueblo para lanzarlo a vencer la dependencia y la baja autoestima, trabajando por el desarrollo integral de sus comunidades, uniendo la fe y la vida”, sostiene.

La prédica del obispo llega además a unos 5,000 usuarios de Facebook y más de 1,500 de Twitter. Para los contactos del chat, Monseñor creó 10 listas de difusión a los que enviaba su mensaje de manera individual a través de un teléfono marca IPhone.

Pero la proveedora del aparato, Apple, descontinuó el servicio de listas de difusión a principios de 2017, por lo que el mensaje se vio interrumpido por algunos días. Uno de los oyentes, interesado en seguir escuchando el “Mensaje Bíblico”, le regaló a Monseñor Grullón Estrella “un costoso teléfono marca Samsung, adquirido por unos RD$38,000 pesos (unos 810 dólares), que tiene incorporada la función de lista de difusión.

“Por los testimonios que me llegan puedo afirmar que el Mensaje Bíblico, así como me ha ayudado a centrarme en el Evangelio para hacer en mi vida lo que Jesús me pide, está ayudando a llevar un aliento, una esperanza, a iluminar muchas situaciones de vida, a enfermos, personas que sufren, o que están desencantados de la vida, a aceptar la vida como un reto, a ser feliz. A algunos sacerdotes les ayuda a preparar sus homilías”, expresa monseñor Grullón Estrella, para quien el chat ha resultado un medio efectivo de evangelización.

Los reportes de escucha le llegan al padre de personas de clase media y alta, líderes políticos y religiosos, autoridades, profesionales y empresarios, laicos, religiosos, sacerdotes de todo el país.

“Creo que es una obra de Dios que inspira a cada uno lo que tiene que hacer para lograr dejar este mundo mejor de lo que lo hemos encontrado”, afirma.

....

Redacción: Colaboración especial de Tania Molina, periodista dominicana, miembro de SIGNIS República Dominicana,