En Vivo
 
 

Migración

Mesa de diálogo reflexionará sobre comunicación y migración

Mesa de diálogo reflexionará sobre comunicación y migración

São Paulo, Brasil.- "Comunicadores y Migrantes" es el tema de la mesa de diálogo que se llevará a cabo el próximo domingo 1° de julio, en el Auditorio de la Misión Paz, del Museo de inmigración y Migramundo, de 14h00 a 17h00. El programa será transmitido en vivo por SIGNIS Brasil. A través de una iniciativa de Misión de Paz con el grupo de Investigación Deslocar (PPGCOM-ESPM), la mesa de diálogo será el marco ´para la presentación de la Plataforma de Medios de Inmigrantes de São Paulo (http://midiasdemigrantesdesp.com.br/), una colaboración del Museo de la Inmigración con la ESPM. El evento es abierto al público y contará con la participación de diversos colectivos de inmigrantes de São Paulo que presentarán a debate sus experiencias y proyectos de medios. Habrá espacio para la presentación y disponibilización de materiales de los medios de migrantes. La mesa de diálogo es abierta a todos quienes tuvieren interés en el tema o que hagan parte de alguna comunidad de migrantes. SIGNIS Brasil estará presente en evento y transmitirá en vivo a través de la Fan Page en Facebook. Para ingresar y compartir clique aqui. Fuente: SIGNIS Brasil
Católicos de Trinidad y Tobago ayudan a inmigrantes venezolanos

Católicos de Trinidad y Tobago ayudan a inmigrantes venezolanos

Puerto España, Trinidad y Tobago.- Este miércoles (20 de junio), con ocasión de la celebración del Día Mundial de los Refugiados, el arzobispado de Puerto España,  pondrá en marcha el Ministerio para Refugiados e Inmigrantes en cada parroquia y comunidad eclesial de Trinidad y Tobago.  El anuncio lo hizo el arzobispo Charles Jason Gordon, quien señaló que la iniciativa está en consonancia con el proyecto "Puentes de solidaridad" promovido por el Papa Francisco y el Vaticano para los migrantes venezolanos. Según explicó el prelado, la propuesta quiere ser una primera respuesta para migrantes y refugiados a nivel parroquial, en donde se ofrecerá "ayuda a personas que están en un país extranjero, que no tienen familia ni a nadie". "Nos aseguraremos de que las personas se registren (y) se vuelvan legales tan pronto como sea posible", dijo Gordon, quien agregó que en el siglo XIX, Trinidad y Tobago se benefició de los inmigrantes venezolanos que trabajan en la industria del cacao. El programa entregará a los venezolanos y otros inmigrantes alimentos, ropa y refugio en cualquier iglesia de la isla. No tendrán que viajar a la capital por ayuda. El número exacto de venezolanos que huyen a Trinidad y Tobago es difícil de precisar. La principal autoridad de Inmigración, Charmaine Ghandi-Andrews, dijo en abril pasado que entre 150 a 200 venezolanos están ingresando al país cada semana. Pero ese número no da cuenta de los que entran a la isla de forma ilegal, a través de diferentes puertos de entrada. Ghandi-Andrews estimó que 60.000 venezolanos habían llegado entre 2014 y 2016. No obstante, en abril pasado los funcionarios de Trinidad y Tobago deportaron hacia su país a 82 venezolanos.  Según se informa, en años pasados hubo otras deportaciones, pero esta fue significativa porque los venezolanos eran inmigrantes que buscaban asilo o esperaban solicitar el estatus de refugiado. El gobierno de Trinidad y Tobago afirmó que fueron detenidos por diversos delitos y dijo que los venezolanos querían regresar a sus hogares de todos modos. Tras la deportación de abril, el arzobispo de Puerto España, Charles Jason Gordon, se pronunció en contra del trato del gobierno a los venezolanos y otros inmigrantes, he hizo un llamado a los ciudadanos a que sepan acoger a los inmigrantes. Católicos en ayuda a inmigrantes Living Water Community, una organización católica laica dirigida por la cofundadora y directora Rhonda Maingot, ha estado trabajando con la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados desde la década de 1990 para ayudar a los inmigrantes a través de su Centro para Refugiados y Migrantes. En 2013, Living Water firmó un acuerdo formal con la U.N. y la División de Inmigración del país para ofrecer exámenes, registro y atención para migrantes. En los últimos dos años, han visto a 6.000 venezolanos. Pero Maingot dijo que ese número podría haberse duplicado. "Recientemente hemos visto a muchos venezolanos más que a nadie, así que mucho de nuestro trabajo en este momento es con los venezolanos", dijo. "Son tantos que no podemos ayudar a todos. Tratamos de ayudar a los más vulnerables y más necesitados ". Hasta este miércoles 20 de junio, en que se pondrá en marcha el Ministerio para inmigrantes y refugiados, las parroquias están ocupadas preparándose para recibir la afluencia de venezolanos que buscan ayuda. El arzobispo Gordon dijo que la capacitación de la parroquia sensibilizará a los laicos católicos sobre la difícil situación de los venezolanos y les enseñará a cuidar a los necesitados. Redacción: SIGNIS ALC, con información de Religion News